creatividad

Aprendiendo a soñar

Aprendiendo a crecer

George Bernmard Shaw dijo:

“Si has construido castillos en el aire, tu trabajo no se pierde; ahora coloca las bases debajo de ellos.”

Jugando, los niños descubren el mundo y aprenden a ser adultos. Su imaginación les brinda la oportunidad de enfrentarse a situaciones reales repetidamente hasta llegar a dominarlas.

El juego ayuda a desarrollar diferentes capacidades. Hoy nos centraremos en los beneficios que les proporciona jugar a crear con sus propias manos.

Promover el desarrollo de la creatividad en los niños es fundamental para ellos. Ser creativo en su futuro supondrá tener la capacidad de generar ideas nuevas, apropiadas y de alta calidad, cualidad de gran valor para su vida personal y para la empresa en la que desempeñen cualquier trabajo. El ser creativo es una capacidad que todos tenemos, la diferencia está en que para algunos individuos es innata y otros tienen que trabajarla.

No olvidemos, además, que este tipo de juegos también ayudan a desarrollar y mejorar otras capacidades, como la de atención, la concentración, la psicomotricidad, la memoria y el aprendizaje, y suponen para los niños un empleo sano del tiempo libre y la mejora de las relaciones familiares y sociales. También es una buena dinámica para que aprendan a valorar y cuidar lo que tienen y a rechazar el consumismo.

Hoy en día a los padres nos resulta más difícil que nunca encontrar tiempo para disfrutar de este tipo de actividades con nuestros hijos, por lo que debemos tener siempre en mente que lo mejor que podemos hacer por ellos es ayudarles a convertirse en adultos expléndidos.

A continuación, os dejo una sugerencia, mediante fotos de dos de los muchos juguetes que mis hijos y yo hemos construído juntos simplemente con cartón.

Construyendo un restaurante

10x15 (16)   10x15 (6)10x15.    13x18 (13)

Jugando a indios y vaqueros
 IMG-20140714-WA0002  DSC_0013  DSC_0100  DSC_0015  DSC_0136  DSC_0110

DSC_0882

Anuncios